Vivir con Parkinson: Un día en la vida


Inicio > Salud Seniors > Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es más que un conjunto de síntomas; es un viaje diario de desafíos, adaptaciones y descubrimientos para aquellos que la enfrentan. En este artículo, nos sumergimos en las vidas de personas que viven con Parkinson, explorando cómo manejan su día a día con esta condición. A través de sus historias, esperamos ofrecer comprensión, apoyo y esperanza a otros que puedan estar enfrentando un camino similar.

Laura: Manejando los síntomas con determinación

Laura, diagnosticada con Parkinson hace 5 años, comienza su día con una rutina cuidadosamente planificada para abordar sus síntomas. "Por la mañana, los temblores son más fuertes", cuenta Laura. "Así que he aprendido a adaptarme, empezando con ejercicios de fisioterapia diseñados para mejorar mi movilidad y reducir la rigidez".

Después de su sesión matutina, Laura se prepara para el trabajo, un proceso que requiere paciencia adicional debido a la bradicinesia. "A veces, las tareas simples como vestirse pueden ser frustrantes, pero he encontrado maneras de hacerlas más fáciles, como tener ropa que sea fácil de poner y quitar".

En el trabajo, Laura se desempeña como diseñadora gráfica, un campo que le permite trabajar a su propio ritmo y donde su creatividad no se ve obstaculizada por su condición. "El Parkinson ha cambiado cómo hago mi trabajo, pero no ha cambiado mi capacidad para hacerlo", afirma con orgullo.

Carlos: Enfrentando los retos con humor y creatividad

Carlos, un músico de profesión, fue diagnosticado con Parkinson hace 3 años. Para él, la enfermedad ha sido un desafío para su carrera, pero también una oportunidad para explorar nuevas formas de expresión artística. "Al principio, pensé que no podría seguir tocando mi guitarra", comparte Carlos. "Pero con terapia y ajustes en mi técnica, he encontrado maneras de seguir haciendo música".

Carlos ha tenido que enfrentar los cambios en su voz y la dificultad para tocar por largos periodos, pero su respuesta ha sido infundir su música con más humor y experimentación. "El Parkinson me ha enseñado a ser más creativo y a valorar cada momento en el escenario", dice con una sonrisa.

María: Encontrando fuerza en la comunidad

María, una ama de casa diagnosticada hace 2 años, encontró en los grupos de apoyo y la comunidad de Parkinson una fuente de fortaleza y consuelo. "Al principio, me sentía muy sola y asustada", confiesa María. "Pero al conectarme con otros que están pasando por lo mismo, he encontrado amigos, consejos y mucha esperanza".

Para María, los desafíos diarios incluyen manejar los síntomas no motores como la depresión y la ansiedad, además de los motores. "Pero saber que no estoy sola, que hay gente que entiende lo que estoy pasando, ha hecho una gran diferencia", asegura.

Vivir con Parkinson es un viaje único para cada persona, lleno de altibajos. Laura, Carlos y María nos muestran que, aunque la enfermedad trae desafíos, también trae oportunidades para el crecimiento, la creatividad y la conexión con otros. Su determinación, humor y fuerza son un recordatorio de que, con el apoyo adecuado y una actitud positiva, es posible vivir una vida plena y significativa con Parkinson.

Abuelos Plus está aquí para ayudarte a elegir una residencia o centro de cuidado que mejor se adapte a tus necesidades. Contáctanos al 91 269 46 56 o haz clic aquí. 

Boletín informativo / Recibe cada mes las noticias sobre el envejecimiento