Hipertensión arterial en adultos mayores


Inicio > Salud Seniors > Enfermedades diversas

La hipertensión arterial, comúnmente conocida como presión arterial alta, es una condición médica que afecta a millones de personas en todo el mundo, especialmente a los adultos mayores. A menudo llamada "el asesino silencioso", la hipertensión puede no presentar síntomas evidentes, pero si no se trata, puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud graves.

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial ocurre cuando la fuerza de la sangre que presiona contra las paredes de las arterias es consistentemente alta. Esta presión adicional hace que el corazón trabaje más duro para bombear sangre, lo que puede dañar las arterias y los órganos con el tiempo.

Factores de riesgo en adultos mayores

Los adultos mayores tienen un mayor riesgo de desarrollar hipertensión debido a varios factores, incluyendo:

  • Envejecimiento: El envejecimiento puede llevar a un endurecimiento de las arterias (aterosclerosis), lo que puede aumentar la presión arterial.

  • Estilo de vida: La inactividad física, una dieta rica en sal y grasas, y el exceso de peso son factores que contribuyen a la hipertensión.

  • Enfermedades crónicas: La diabetes, la enfermedád renal crónica y el síndrome del sueño apnea pueden aumentar el riesgo.

  • Medicamentos: Algunos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), pueden elevar la presión arterial.

Síntomas y detección

Haz preguntas sobre residencias de mayores adecuadas para ti

Muchos adultos mayores con hipertensión no experimentan síntomas, por lo que es crucial realizar chequeos regulares de la presión arterial. En algunos casos, si la presión arterial está extremadamente alta, se pueden presentar síntomas como dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, dolor en el pecho o falta de aliento.

Manejo y tratamiento

El manejo de la hipertensión en adultos mayores a menudo implica un enfoque multifacético que incluye cambios en el estilo de vida y, en muchos casos, medicamentos.

Cambios en el estilo de vida:

  • Reducción de sodio en la dieta

  • Aumento del consumo de frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa

  • Pérdida de peso si es necesario

  • Ejercicio regular (como caminar, nadar o yoga)

  • Limitación del alcohol

  • Dejar de fumar

  • Manejo del estrés

Medicamentos:

Los médicos pueden recetar varios tipos de medicamentos para controlar la presión arterial, como inhibidores de la ECA, bloqueadores de los canales de calcio, diuréticos y betabloqueantes.

Monitoreo y seguimiento

Es importante que los adultos mayores trabajen en estrecha colaboración con sus proveedores de atención médica para monitorear su presión arterial y ajustar el tratamiento según sea necesario. Esto puede incluir el uso de un monitor de presión arterial en el hogar para realizar un seguimiento de las lecturas entre las visitas al médico.

La hipertensión arterial es una condición común y potencialmente peligrosa en los adultos mayores. Sin embargo, con una comprensión adecuada, cambios en el estilo de vida y tratamiento médico, se puede controlar eficazmente. Al tomar medidas proactivas para manejar su presión arterial, los adultos mayores pueden reducir significativamente el riesgo de complicaciones de salud y disfrutar de una vida más larga y saludable.

Recuerda, la prevención y el manejo de la hipertensión arterial son claves para un envejecimiento saludable. No dudes en hablar con tu médico sobre cualquier inquietud relacionada con tu presión arterial y sigue las recomendaciones profesionales para mantenrla bajo control.

Abuelos Plus está aquí para ayudarte a elegir una residencia o centro de cuidado que mejor se adapte a tus necesidades. Contáctanos al 91 269 46 56 o haz clic aquí. 

 

Boletín informativo / Recibe cada mes las noticias sobre el envejecimiento