Cáncer colorrectal: Una amenaza silenciosa y su detección temprana


Inicio > Salud Seniors > Enfermedades diversas

El cáncer colorrectal es una enfermedád que se origina en el colon o el recto, partes del tracto digestivo que juntas forman el intestino grueso. Este tipo de cáncer es uno de los más comunes y potencialmente mortales, pero también es altamente prevenible y tratable si se detecta a tiempo.

¿Qué es el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal comienza generalmente como pólipos, que son crecimientos anormales en la mucosa del colon o del recto. Estos pólipos pueden convertirse en cáncer con el tiempo. El cáncer puede extenderse al tejido circundante y, en etapas avanzadas, a otros órganos del cuerpo.

Factores de riesgo para el cáncer colorrectal

Los factores de riesgo para el cáncer colorrectal incluyen:

  • Edad: El riesgo aumenta a medida que envejecemos, especialmente después de los 50 años.

  • Antecedentes familiares: Tener familiares cercanos con cáncer colorrectal puede aumentar el riesgo.

  • Historia personal de pólipos o cáncer: Las personas que han tenido pólipos o cáncer colorrectal tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedád nuevamente.

  • Enfermedades inflamatorias intestinales: Condiciones como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn aumentan el riesgo.

    Haz preguntas sobre residencias de mayores adecuadas para ti

  • Estilo de vida y dieta: La obesidad, el sedentarismo, el consumo excesivo de alcohol y una dieta rica en carnes rojas y procesadas pueden influir en el riesgo.

  • Genética: Ciertas mutaciones genéticas heredadas pueden aumentar el riesgo.

Síntomas del cáncer colorrectal

Los síntomas del cáncer colorrectal pueden ser sutiles y no siempre están presentes en las etapas iniciales. Algunos de los síntomas incluyen:

  • Cambios en los hábitos intestinales, como diarrea o estreñimiento.

  • Sangre en las heces.

  • Dolor abdominal o crampos.

  • Fatiga o debilidad debido a la anemia.

  • Pérdida de peso inexplicable.

Detección temprana y prevención

La detección temprana es clave para el tratamiento exitoso del cáncer colorrectal. Las pruebas de detección recomendadas incluyen:

  • Prueba de sangre oculta en heces (FOBT) o prueba de DNA fecal.

  • Colonoscopia: Un examen que permite al médico ver el interior del colon y recto y remover pólipos.

  • Sigmoidoscopia: Similar a la colonoscopia, pero examina solo la parte inferior del colon.

  • Enema de bario: Un procedimiento de imagen que puede detectar cambios en el colon y el recto.

Prevención del cáncer colorrectal

Además de las pruebas de detección, la prevención del cáncer colorrectal puede incluir:

  • Dieta saludable: Consumir una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros.

  • Actividad física regular: Mantener un nivel de actividad físico adecuado.

  • Mantenimiento de un peso saludable: Evitar la obesidad.

  • Limitación del consumo de alcohol: Beber alcohol con moderación o evitarlo.

  • No fumar: El tabaco aumenta el riesgo de cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal es una enfermedád grave, pero con una detección temprana y un estilo de vida saludable, muchos casos pueden prevenirse o tratarse de manera efectiva. Es importante que las personas mayores de 50 años, o antes si tienen factores de riesgo, hablen con su médico sobre las pruebas de detección y adopten hábitos de vida que reduzcan el riesgo de desarrollar esta enfermedád.

Abuelos Plus está aquí para ayudarte a elegir una residencia o centro de cuidado que mejor se adapte a tus necesidades. Contáctanos al 91 269 46 56 o haz clic aquí. 

Boletín informativo / Recibe cada mes las noticias sobre el envejecimiento