Las etapas de la enfermedad de Alzheimer


Inicio > Salud Seniors > Enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una condición neurodegenerativa que afecta progresivamente la memoria y las habilidades cognitivas de una persona. Comprender las etapas de esta enfermedad es crucial para reconocer los síntomas, buscar tratamiento y planificar el cuidado necesario. En este artículo, exploraremos las tres etapas principales del Alzheimer: temprana, intermedia y tardía, y describiremos las características y desafíos asociados con cada una.

Etapa temprana (Preclínica)

En la etapa temprana, los cambios en el cerebro ya están ocurriendo, pero aún no se manifiestan síntomas evidentes. Esta fase es difícil de detectar, ya que la persona puede funcionar normalmente y no experimentar problemas de memoria o de pensamiento que interfieran con la vida diaria. Sin embargo, pruebas especializadas, como el análisis de biomarcadores en el líquido cefalorraquídeo o imágenes cerebrales, pueden identificar la presencia de la enfermedad en esta fase.

Etapa intermedia (Leve a moderada)

La etapa intermedia del Alzheimer es cuando comienzan a aparecer los síntomas más reconocibles. Estos pueden incluir:

  • Dificultad para recordar nombres, palabras o lugares recientemente aprendidos.

  • Problemas para realizar tareas familiares o en el trabajo.

  • Desorientación en tiempo o lugar.

  • Dificultad para comprender imágenes o seguir una conversación.

  • Pérdida de juicio o cambios de humor.

En esta etapa, los afectados pueden beneficiarse de estrategias de afrontamiento y apoyo para mantener su independencia y calidad de vida.

Etapa tardía (Severa)

Haz preguntas sobre residencias de mayores adecuadas para ti

La etapa tardía del Alzheimer es la más avanzada y desafiante. Los síntomas incluyen:

  • Pérdida severa de memoria, incluyendo olvidar detalles personales como el cumpleaños o el aniversario de boda.

  • Dificultad para reconocer o identificar a familiares y amigos.

  • Problemas para comunicarse, incluyendo hablar o escribir.

  • Pérdida de la capacidad para realizar tareas básicas como vestirse o bañarse.

  • Cambios significativos en el comportamiento, como vagar, gritar o agitación.

En esta fase, los pacientes requieren atención y cuidado constantes, ya que ya no pueden cuidar de sí mismos.

La enfermedad de Alzheimer es un viaje desafiante tanto para los pacientes como para sus cuidadores. Comprender las etapas de la enfermedad puede ayudar a prepararse para los cambios que se avecinan y a buscar el apoyo y los recursos necesarios. Aunque no existe cura para el Alzheimer, el manejo de los síntomas y el cuidado adecuado pueden mejorar significativamente la calidad de vida de las personas en todas las etapas de esta enfermedad.

Abuelos Plus está aquí para ayudarte a elegir una residencia o centro de cuidado que mejor se adapte a tus necesidades. Contáctanos al 91 269 46 56 o haz clic aquí. 

Boletín informativo / Recibe cada mes las noticias sobre el envejecimiento