Comprender la demencia senil: Síntomas, causas y diagnóstico


Inicio > Salud Seniors > Demencia Senil

La demencia senil es un término que se ha utilizado para describir la pérdida progresiva de las capacidades cognitivas en adultos mayores. Sin embargo, es importante mencionar que este término está en desuso y puede considerarse poco apropiado, ya que se centra en la edad en lugar de en la causa específica de la demencia. El término preferido es simplemente "demencia" o un diagnóstico más específico, como la enfermedad de Alzheimer. A continuación, ofrecemos una visión general de lo que es la demencia, sus síntomas y el proceso de diagnóstico, así como una exploración de las diversas causas de la demencia en adultos mayores.

Síntomas de la demencia

Los síntomas de la demencia pueden variar de una persona a otra, pero generalmente incluyen:

  • Dificultad para recordar información nueva o reciente.

  • Confusión y desorientación, especialmente respecto a tiempo y lugar.

  • Problemas para realizar tareas cotidianas que antes realizaban con facilidad.

  • Dificultad para planificar o resolver problemas.

  • Pérdida del lenguaje verbal o escrito.

  • Cambios en el comportamiento o la personalidad.

Causas de la demencia

La demencia puede ser causada por varias enfermedades y condiciones, entre las que se incluyen:

  • Enfermedad de Alzheimer: La causa más común de demencia, caracterizada por la acumulación de placas y ovillos en el cerebro.

    Haz preguntas sobre residencias de mayores adecuadas para ti

  • Demencia vascular: Causada por problemas de flujo sanguíneo al cerebro, a menudo como resultado de un accidente cerebrovascular.

  • Demencia por Cuerpos de Lewy: Asociada con la aparición de depósitos de proteínas llamadas cuerpos de Lewy en el cerebro.

  • Demencia frontotemporal: Afecta principalmente los lóbulos frontal y temporal del cerebro, causando cambios de personalidad y comportamiento.

Proceso de diagnóstico

El diagnóstico de la demencia generalmente implica una evaluación integral que puede incluir:

  • Historia médica y familiar.

  • Evaluación neurológica y cognitiva.

  • Pruebas de laboratorio, como análisis de sangre y orina.

  • Imágenes cerebrales, como resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC).

Es importante destacar que no existe una sola prueba que pueda diagnosticar la demencia. Los médicos suelen combinar los resultados de las evaluaciones mencionadas para llegar a un diagnóstico.

La demencia es una condición compleja que puede tener un impacto significativo en la vida de los adultos mayores y sus familias. Comprender los síntomas, las causas y el proceso de diagnóstico es el primer paso para buscar ayuda y tratamiento adecuados. Si usted o un ser querido presentan síntomas de demencia, es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y explorar las opciones de tratamiento disponibles.

Abuelos Plus está aquí para ayudarte a elegir una residencia o centro de cuidado que mejor se adapte a tus necesidades. Contáctanos al 91 269 46 56 o haz clic aquí. 

Boletín informativo / Recibe cada mes las noticias sobre el envejecimiento