Encuentra una residencia de mayores

Los diferentes tipos de centros para personas mayores > Residencias de mayores para personas con Parkinson

Hoy en día, existen residencias para personas mayores que acogen y dan apoyo y seguimiento a personas con la enfermedad de Parkinson. Estos establecimientos están adaptados para tratar esta patología.

Los centros especializados

Las personas mayores que sufren de la enfermedad de Parkinson ven que sus movimientos pierden gradualmente su precisión y pueden llegar a ser completamente dependientes de su cuidador. A medida que la enfermedad progresa y el paciente pierde autonomía, el cuidador puede verse abrumado por esta intensa tarea. Por eso, hoy en día, existen residencias para personas mayores que acogen y tratan a las personas mayores que padecen la enfermedad de Parkinson. En estos establecimientos, el mobiliario es funcional y está diseñado para evitar los riesgos de caídas y fracturas. El personal médico y los auxiliares de vida, pueden proporcionar al paciente, los cuidados adaptados a las distintas etapas de la evolución de esta enfermedad.

Algunas instituciones incluso tienen un psicomotorista presente. De hecho, los síntomas motores requieren muchas sesiones de rehabilitación para luchar contra la rigidez muscular y la lentitud de los movimientos de los dedos. Las personas mayores con Parkinson pueden tener ciertos trastornos relacionados con el empeoramiento de la enfermedad: trastornos de la deglución, disfunción olfativa y períodos de gran agitación durante el sueño. Estas manifestaciones complican enormemente la vida de los enfermos y requieren atención y asistencia constante.

Preparar su búsqueda

Para elegir el centro que mejor se adapte a sus mayores, tendrá que prestar atención a varios factores: las necesidades médicas, por supuesto, pero también el presupuesto que tiene y la disponibilidad de residencias para mayores especializadas en pacientes con Parkinson. Las asociaciones de Parkinson también están sensibilizando a las residencias de mayores sobre la necesidad de formar a su personal en la gestión de esta enfermedad. Esta elección es importante, porque si es bien seguida y supervisada a todos los niveles, una persona de edad avanzada con Parkinson tiene más probabilidades de vivir su enfermedad de una manera menos incapacitante. Al vivir en un ambiente seguro, el paciente estará menos ansioso por el riesgo de caídas y podrá realizar sus actividades diarias. Psicológicamente ayudado, rehabilitado y bien cuidado, un anciano que sufre de Parkinson será capaz de encontrar la fuerza necesaria para aceptar mejor las limitaciones relacionadas con su enfermedad.

 

Es importante saber : A veces puede ser necesaria la institucionalización de emergencia. Los asesores de Retraite Plus están preparados para este tipo de situaciones, contáctelos sin cargo al 91 269 44 66.

Newsletter / Inscríbase