¿Residencia pública o privada?


Inicio > Encuentra una residencia de mayores > Los diferentes tipos de centros para personas mayores

En principio, se puede elegir entre público y privado, pero las residencias de tercera edad públicas, a menudo menos costosas, tienen una lista de espera con varios meses para obtener una plaza.

Residencias de mayores públicas

Hoy en día, un gran número de las residencias de mayores son asociaciones públicas o sin ánimo de lucro. Sólo una de cada cinco instituciones pertenece a un grupo privado con fines de lucro.

Se dice que una residencia de mayores es pública cuando está bajo la autoridad del centro de acción social, de la asistencia pública o de un centro hospitalario. Su tarifa depende del consejo general del departamento y tiene derecho a la asistencia social. Puede acoger tanto a personas mayores dependientes como a residentes sanos. Menos costosas que sus las privadas, las residencias públicas generalmente favorecen a las personas con bajos recursos financieros.

Estas casas, que tienen una gran demanda debido a sus precios razonables, a menudo tienen largas listas de espera, a veces superiores a un año en algunas regiones.

Residencias privadas

Se dice que una residencia de mayores es privada cuando pertenece a un fondo de pensiones, a una compañía de seguros, a un grupo hotelero, a una fundación o a una asociación. Pueden acoger a personas mayores con ingresos reducidos si han obtenido una plaza pública o ayudas del estado..

La diferencia de coste entre instituciones públicas y privadas se explica por el número y la calidad de los servicios ofrecidos, así como por la asignación o no de ayudas financieras públicas. Las tarifas más altas permiten reducir las listas de espera. Por lo tanto, es raro ver una lista de espera de más de seis meses en una residencia privada.

Estas residencias tienen generalmente muy buenas instalaciones, y los animales están a menudo admitidos. Muchas son modernas y ofrecen actividades originales y variadas. También tienen zonas comunes y jardines más amplios que las residencias públicas. De hecho, el sector privado está en auge, con más medios que el sector público para financiar la construcción y renovación de residencias de mayores, es el que ha creado en los últimos años la gran mayoría de los nuevos centros de España.

En principio, se puede elegir entre público y privado, pero las residencias de mayores públicas, a menudo menos costosas, tienen una lista de espera que requiere varios meses para obtener una plaza.

Boletín informativo / Recibe cada mes las noticias sobre el envejecimiento